La política del arte. Performance, disrupción y conjuros.

En este episodio reflexionamos sobre la incidencia política del arte, centrándonos en la capacidad disruptiva de la performance, entre muchas más cosas interesantes.

¿El arte debe ser político? En esta nueva entrega de Liminales, nos centramos en el performance como arte disruptor pacífico que invita a las personas a reflexionar sobre su contexto. Keyla Cáceres, nos anima a “dejar el activismo ochentero” para crear nuevas formas de interrumpir nuestra cotidianidad, que impulsen alianzas y conciencias creativas.

Nos dará un par de consejos y ejemplos para vivir y no sobrevivir del arte, realizando también un recorrido por las diversas aventuras que ha vivido en el mundo artístico y activista, terminando como siempre en nuestras “cosas de casa”, en este episodio; el arte como instrumento.

Nuestro objetivo es darle voz a profesiones y profesionales invisibilizados, a crear nuevos referentes que no sabíamos ni que existían. A explorar y explorarnos. A reírnos, charlar e informarnos. ¿Te apuntas?

Comparte

más episodios de 
  • Liminales

Suscríbete a nuestro boletín